Capadocia muestra el lado oscuro del ser humano


Esta historia de ficción muestra el drama carcelario de un grupo de mujeres, que conforman una nueva instalación penitenciaria dominada por empresarios y políticos corruptos. Conversamos con una de sus protagonistas, Cristina Umaña

Leandro Giancola

Capadocia es una serie que habla de una cárcel de mujeres, en México Distrito Federal, en donde una abogada especialista en Derechos Humanos trata de rehabilitar a las internas. Al mismo tiempo que un grupo de grandes empresarios y políticos corruptos tratan de aprovecharse económicamente de este proyecto para explotar a las reas haciéndolas trabajar muchas horas de trabajo a muy poco precio”, resume la actriz colombiana Cristina Umaña.

HBO Latin America Group estrena esta noche, a las 10, su serie original de ficción Capadocia, que fue realizada en México. En el reparto encontraremos, entre otras estrellas mexicanas a Ana de la Reguera, Dolores Heredia, Cecilia Suárez, Alejandro Camacho y Juan Manuel Bernal. Sony Entertainment Television se une al canal premium HBO en la transmisión de la premiere

Cristina Umaña es la única actriz no azteca que participa como uno de los personajes centrales de esta “historia de acción que cuenta el mundo de las cárceles, el mundo de la política, las intrigas y los intereses. La lucha de una mujer por tratar de salvar a estas mujeres, y de que los derechos de ellas sean defendidos dentro de la penitenciaria”, agrega Umaña, quien estuvo presente en el pre estreno de la serie, realizado en Trasnocho Cultural, de Las Mercedes.

Al igual que ella lo fue en el estudio de grabación, el personaje de Umaña es la única extranjera presa en Capadocia, su nombre es Consuelo Ospina pero la llaman “la colombiana”. “Entro allí por delitos contra la salud, narcotráfico. No sabe cuánto tiempo durará allí. Es un poco como el objeto de deseo de la cárcel. Es como el botín de guerra y es la causante de una cantidad de conflictos, que ni ella misma entiende”.

En el primer episodio

Esta nueva serie de HBO muestra desde el principio imágenes crudas e impactantes de lo que se vive dentro de una instalación penitenciaria privatizada, en la que la corrupción manda. En el primero de sus capítulos, que se podrá ver hoy, nos presenta una serie de escenas que pueden sorprender a un usuario que no esté acostumbrado a ver en la televisión latinoamericana desnudos, relaciones lésbicas y de violencia entre mujeres.

Al mismo tiempo nos mostrará cómo se tejen las relaciones de poder entre empresarios y políticos. A lo largo de los 13 capítulos, de una hora, en su primera temporada seremos testigos de una lucha entre el bien y el mal, entre los buenos deseos hacia el otro por su condición humano y el deseo del lucro con la explotación a la mujer.

Hoy conoceremos a Teresa Lagos (interpretada por Dolores Heredia), una abogada defensora de Derechos Humanos, que lleva a sus alumnos de posgrado a conocer las instalaciones de una cárcel. En el recorrido les va indicando uno a uno las injusticias de un sistema que castiga a estas mujeres a vivir en condiciones infrahumanas, aunque el delito sea menor.

En torno a Teresa girará esta historia porque a ella le encomiendan dirigir el proyecto denominado Capadocia, un nuevo centro de reclusión diseñado por un grupo de empresarios, que lidera Federico Márquez (interpretado por Juan Manuel Bernal), que busca obtener benficios económicos valiéndose de un “personal que laborá las 24 horas del día y sin sindicatos, sin permisos, sin vacaciones”, como manifiesta el personaje al presentarle el proyecto a unos congresistas.

Teresa se ve obligada a aceptar la petición que le hace su ex esposo, padre de sus 2 hijas, quien en el Gobernador del estado de México.

Cabe destacar que el proyecto Capadocia no fue aprobado por el Congreso y la única manera de que fuese aprobado por el Gobernador sería en un momento de emergencia carcelaria. Es por ello que Federico Márquez decide activar su plan B, generar un motín entre las internas. Estas son unas de las escenas de mayor impacto del capítulo de estreno.

A la historia que protagonizan Teresa y Federico se le sumará la de Lorena (interpretada por Ana de la Reguera), una ama de casa, madre de dos hijos, quien víctima de la traición de su esposo asesina accidentalmente a una mujer y se sumará a las internas de la nueva Capadocia.

Súper emocionada

Cristima Umaña no esconde la satisfacción personal y profesional de haber participado hace un año en el rodaje de Capadocia. Aquella fue su primera participación en una producción para la televisión por suscripción, aunque el público ya la vio en Tiempo Final, de Fox, que grabó posteriormente a su regreso a Colombia pero que fue lanzada antes que la de HBO.

“Yo estaba súper emocionada y llena de expectativas de poder trabajar con Javier Patrón y Carlos Carrera. De poder compartir la escena con Ana, con Cecilia, con todos estos actores”, dice con gran emoción Umaña. “Hice grandes amigos dentro Capadocia, tenemos recuerdos maravillosos. Para mi era un deleite poder trabajar diariamente con esta gente, que tienen tablas y cine”.

Pero no todo fue fácil porque confiesa que “no conocía absolutamente a nadie. Yo estaba como el primer día de clase en el colegio, como un chiquito que llega allí nuevo, era bien particular”

Ahora, Cristina graba en Colombia una nueva telenovela de RCN, La Dama del Pueblo. “Es un melodrama, como toda telenovela, que también son súper valiosos, porque son parte de nuestra cultura. Es una mujer que regresa a vengar su pasado. Es una protagonista antagónica, es muy interesante”. La protagoniza con Juan Hernandez, con quien trabajo en Yo amo a Paquita Gallego. Además, Umaña participó en la película La vida era en serio.

3 comentarios sobre “Capadocia muestra el lado oscuro del ser humano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *