Carlos Melo: En Caracas la vida se nos va entre colas, huecos, inseguridad, basura y accidentes de transito

Los alcaldes miembros del partido de gobierno (PSUV), son la antitesis del Rey Midas (El que a todo lo que tocaba lo convertía en oro), basta que tomen alguna idea, proyecto que halla sido exitosa en otra parte del mundo, para convertirla en una mala copia y una fuente adicional de despilfarro y corrupción. Así lo manifestó Carlos Melo, precandidato al cargo de Alcalde del Municipio Libertador.

“El Alcalde Barreto anuncio que para finales de este año (2008) colocarían en los cielos caraqueños 32 globos aerostáticos (dirigibles) dotados de cámaras de vigilancia para monitorear el transito y atacar el grave problema de inseguridad en la ciudad capital, para luego anunciar que nuevamente lo engañaron y de este pomposo plan sólo quedaron cuentas por pagar y por supuesto los graves problemas de transito e inseguridad quedaron sin resolver”, dijo Melo.

Asimismo señaló que los alcaldes del PSUV -y no de Caracas- anuncian que aplicaran planes que en otras ciudades Latinoamericanas han sido exitoso como lo representó la implementación del plan Transmilenio, y aquí se denominará BusCaracas, “pero, en Bogota esta propuesta formó parte de un plan integral que implico reordenamiento urbano de la ciudad, reparación y ampliación de vías, creación de rutas alternas, discusión, diseño y aplicación de nuevas ordenanzas, campañas de educación vial y sensibilización en relación a dicho proyecto, preparación del personal policial y de transito, aplicación del día de parada, construcción de estacionamientos públicos y aplicación de medidas para restringir el transito de vehículos de carga y pesados en las horas picos”.

Por supuesto – precisó Melo- controlando y regulando la circulación de los motorizados y moto taxis, obligando a los camioneteros, buseros y a los usuarios a utilizar estrictamente las paradas, se tomaron mediadas para evitar que las vías principales se convirtieran en estacionamiento, etc. Destacó que lo más importante fue propiciar acuerdos entre usuarios, transportistas y autoridades. Y precisamente aquí está el gran error de los burgomaestres capitalinos “Si ellos –en el PSUV- conocen los planes y los aprueban, los demás tenemos que aceptarles que nos participen que y cómo lo van a hacer y sí las cosas salen mal –cómo seguramente pasará- basta con la autocrítica y la frase: No estamos preparados por ahora para ser verdaderos robolucionarios y socialistas”.

Según cifras del Instituto Nacional de Transporte y Tránsito Terrestre la velocidad promedio de un automóvil en la ciudad es de 11 a 15 kilómetros por hora, que el 60 por ciento de los conductores estacionan sus vehículos en la vía pública, que un millón de residentes transitan diariamente por la capital a los que se suman 150 mil procedentes de las ciudades dormitorios como Guarenas, Guatire, Los Teques, La Guaira y los Valles del Tuy, lo que representa un 35 por ciento del total de carros a nivel nacional (alrededor de uno 4.100.000 vehículos). Qué el transporte publico superficial en la ciudad capital es prestado de manera insuficiente por el sistema Metro –En las zonas populares no hay rutas de Metrobus- Y estas cifras, señaló Melo, contrastan con el hecho que la vialidad en el área metropolitana de Caracas tiene capacidad solo para el 30 por ciento del parque automotor que transita diariamente por ella, lo que convierte a Caracas en la ciudad de América Latina con la menor fluidez en el tráfico.

Considera Carlos Melo “El transporte publico debe coexistir con el privado, hay que garantizar que a toda hora existan servicios de transporte en las vías principales e incluso el sistema Metro debe ampliar su horario. Tenemos que logra resolver el grave problema que representa que los caraqueños desperdicien una parte importante de sus vidas en largas colas o que se pierdan en accidentes de transito. Es prioritario encontrar salidas coherentes y racionales al hecho que representa el alto número de motos y vehículos que existen en la ciudad capital, pero hay que considerar consensualmente los aspectos prácticos y económicos que implican implementar los urgentes planes integrales que son necesarios para resolver este complejo mundo de problemas.

Melo concluyó que abordar los problemas ambientales implicados por el uso excesivo de los vehículos, pensar en como desincorporar los vehículos chatarra, que en ocasiones solo contamina nuestro ya debilitado ambiente, avanzar en el reordenamiento de la señalización sobre todo en los cascos centrales la ciudad, poner en funcionamiento el sistema de semáforos y aplicar programas que permitan utilizarlos plenamente según los ritmos del transito, etc. Y esto tenemos que hacerlo con la participación efectiva de todos y no improvisadamente cuando, como en este caso ya estos alcaldes están seguramente de salida, y sólo conocen dichos planes y costos implicados ellos y sus amigos. Si se aspira a una continuidad administrativa de las buenas ideas deben concertarse estos planes con todos los ciudadanos, sectores privados, profesionales y nuestras casas de estudio universitarias.

Fuente: Comando Carlos Melo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *