Carlos Melo se comprometió a trabajar por la seguridad de los caraqueños

Carlos Melo, precandidato a la Alcaldía Libertador por COPEI Partido Popular, este sábado mantuvo un encuentro con trabajadores sociales del Oeste de Caracas, donde explicó su propuesta de gobierno en materia de seguridad y se comprometió a trabajar para preservar la vida de los ciudadanos.

“En 1998, el año en que Chávez ganó sus primeras elecciones presidenciales, se cometieron 4.550 homicidios. En año 2006 fueron 13.200. En 10 años se han triplicado las cifras. Entre el 80% y el 90% de las muertes violentas se producen en los barrios más pobres”.

Recordó que en 1998 la tasa de criminalidad era de 19 homicidios por cada 100.000 habitantes. En 2006 pasó a 49 y en el año 2007 la tasa de asesinatos en Caracas por cada 100 mil habitantes fue de 141.

Agregó que los peritajes preliminares realizados por los investigadores refieren que aproximadamente 60% de las víctimas cayeron en ajustes de cuentas y riñas entre delincuentes. Otro 20% fue asesinado al resistirse a ser robado por antisociales y además la violencia criminal dejó lesionadas a más de 34.000 personas con un promedio de edad entre 17 y 32 años.

Mostró preocupación al aseverar que “existe un ambiente generalizado de impunidad, incapacidad gerencial y negligencia en los cuerpos policiales. Los fiscales del ministerio público y obviamente los tribunales se ven rebasados ante la escasez de personal y déficit de presupuesto para solventar con relativo éxito el incremento del delito en las áreas urbanas del país”.

Según el precandidato, entre los elementos más preocupantes de esta realidad destaca que el gobierno ha convertido el acceso a la información y a los datos relativos a los temas de inseguridad en un problema de política de Estado, “restringiendo, filtrando e incluso desvirtuando la realidad de las cifras”.

“Desafortunadamente –por los hechos de violencia y el saldo rojo en victimas- el incremento de las protestas en todos los sectores del país ante la cruda realidad de las acciones delictivos ha permitido desenmascarar los anuncios oficiales que hablan de una reducción del 60% de la criminalidad en Venezuela”.

También informó que actualmente la parroquia Macarao, “quizás es la localidad con el mayor índice de criminalidad en América Latina y es está la razón que motivo la realización de este encuentro de trabajadores sociales del oeste de la ciudad con el fin de analizar y diagnosticar tan penosa situación, pero que fundamentalmente esperamos construir soluciones a la par que avanzar en el rescate de la alcaldía libertador para la vida, la libertad y la democracia”.

Por tal razón subrayó estar convencido de que la lucha por la vida requiere del desarrollo de políticas preventivas de recreación, actividades artísticas y culturales, de una mejor utilización del ocio y el tiempo libre, pero también de acciones concretas.

En tal sentido propuso: Implementación de una política inmediata de desarme; Reforzar el servicio de atención telefónica y mejorar la capacidad de respuesta inmediata ante las emergencias y acciones delictivas; Crear módulos parroquiales de vigilancia (garantizando la rotación permanente de los funcionarios ubicados en ellos); Controlar y restringir dentro del horario acordado la ingesta y vente de bebidas alcohólicas, limitar su consumo en áreas educativas, culturales y recreativas; Diseñar planes permanentes de recorrido policial en los sectores populares, haciendo especial énfasis en las zonas con mayor recurrencia delictiva; Fortalecer la policía escolar y acordar acciones mancomunadas entre todos los integrantes de la comunidad educativa y los cuerpos policiales.

Asimismo, coordinar con los transportistas acciones de seguridad especificas en esta área y crear mecanismos de información y atención inmediata entre los distintos sistemas de transporte y los entes policiales; Reforzar la seguridad policial hospitalaria; Desarrollar un plan de coordinación policial entre los distintos municipios del área metropolitana; Prohibición de las ventas -economía informal- en las vías rápidas, autopistas y corredores viales; Crear unidades especiales en relación al secuestro Express y coordinar las acciones para enfrentarlo; Mejorar significativa y cualitativamente el status profesional y educativo de los distintos funcionarios policiales; Establecer políticas permanentes de evaluación y seguimiento de la acción de los funcionarios policiales; Promover y ampliar las políticas educativas, preventivas y recreativas en el municipio Libertador.

Para Carlos Melo sí es posible rescatar el Municipio Libertador y la ciudad de Caracas del abandono y la desidia en la que se ha encontrado inmersa por los gobernantes de turno. “Lo único que hay que hacer es trabajar con empeño y querer resolver los problemas de la gente”.

Fuente: Comando Carlos Melo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *