Bernardita Rakos ganó Primer Premio del VII Salón Pirelli

El Salón Pirelli de Jóvenes Artistas anunció a los ganadores de su séptima edición durante el acto de clausura, este domingo 20 de abril. El Primer Premio fue entregado a Bernardita Rakos por su obra “Arráncame la vida con el último beso de amor, arráncala, toma mi corazón”; el Segundo Premio a Daniel Hernández por la obra “Vista, sobre los faros en las Ciénagas de Juan Manuel, Aguas Claras y Aguas Negras”, y el Tercer Premio a Ivano Aspesi por “Dibujo Estroboscópico”. Recibieron Menciones Honorífica: Ángel Bortot, Chily (Pablo Ruiz Colmenarez), Nayarí Castillo, Gustavo León y Vladimir Marcano.

El Primer Premio de esta exposición organizada por el Ministerio del Poder Popular para la Cultura, a través de la Fundación Museos Nacionales, y Pirelli de Venezuela, consiste en una exposición por tres museos de Venezuela en el año 2009. El Segundo Premio será la participación en un workshop en Perú, con la Asociación Cultural TUPAC, dirigido por Daniel Benaím, cuya sede se encuentra en Lima. La residencia tendrá una duración de seis (6) semanas y está prevista para los meses de agosto-septiembre 2008. El Tercer Premio consistirá en el otorgamiento de una beca para realizar un intercambio de residencia cultural en la ciudad de la Habana, Cuba, con el apoyo del Centro Nacional de Escuelas de Arte (CNEArt), con sede en La Habana. Tendrá una duración aproximada de cuatro (4) semanas y está previsto para los meses de septiembre-noviembre de 2008.

El jurado resaltó que la ganadora del Primer Premio expone “su personal interpretación del tema del relámpago como una metáfora de la ruptura afectiva, centrado en una óptica femenina donde se cruzan elementos de humor y aspectos de la cultura urbana”. Bernardita Rakos, egresada como Licenciada en Artes Plásticas del Instituto Universitario de Estudios Superiores de Artes Plásticas Armando Reverón (IUESAPAR, Caracas, 2003), explica que su obra “intenta mostrar el Relámpago como una sensación. Cuando leemos el significado de relámpago nos damos cuenta que fácilmente podríamos asociarlo con frases que usamos cuando estamos enamorados y no existen palabras para describir lo que sentimos.”

El trabajo de Daniel Hernández plantea “la problematización del soporte, el manejo coherente de la relación entre línea, espacio y luz, elementos que conectan su propuesta con el tema del relámpago. Egresado como Técnico Medio, mención Artes Gráficas, de la Escuela de Artes Visuales Rafael Monasterios, en Maracay – Estado Aragua, en el año 1998. En el 2007, terminó la Licenciatura en Artes Plásticas, mención Pintura, en el Instituto Universitario de Estudios Superiores de Artes Plásticas Armando Reverón (IUESAPAR Caracas). Para el artista “los conceptos generados en esta obra se encaminan a un recorrido visual que relaciona la composición plástica con el fenómeno físico y climático del relámpago.”

La obra de Ivano Aspesi sobresale “por el manejo ingenioso de los recursos tecnológicos para construir una metáfora visual del relámpago, destacando su dimensión fenoménica y energética. El artista es egresado como Técnico Superior Universitario en Diseño Interior, en el Colegio Universitario Monseñor de Talavera en Caracas. En el 2000 se Licenció como Arquitecto de la Universidad Central de Venezuela, institución en la que actualmente cursa la maestría en Diseño Arquitectónico. “Dibujo Estroboscópico” –explica su creador– “es un sistema educativo constituido por elementos metafóricos que interactúan para formar un todo complejo que relaciona al sujeto y al objeto con el espacio multidimensional de la concepción de la realidad de los fenómenos”.

Ángel Bortot, por la obra “Estanque Catatumbo” resalta “la mezcla de lo tecnológico, lo simbólico y lo natural con elementos Pop”; Chily (Pablo Ruiz Colmenárez), en su trabajo “Rayos y Centellas”, expone “un acercamiento a los diversos significados del relámpago en la cultura cotidiana, partiendo de la tecnología de consumo masivo”. Nayarí Castillo, en su obra “Tratado sobre el Silencio (Parte I)”, destaca “el carácter sugerente de las imágenes donde se condensa lo afectivo y lo natural desde la dimensión del silencio. Gustavo León, en su obra “Campo Vital”, “trabaja con el cuerpo como vehículo energético que establece un vínculo del hombre con lo natural”. Y Vladimir Marcano, en su pieza “Congo Mirador: Espacios y Trayectos”, “hace un registro documental y antropológico de una realidad llena de contrastes y promesas”.

Fuente: Fundación Museos Nacionales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *