Nunca es tarde para dejar de fumar

El tabaquismo es una enfermedad y un factor de riesgo que aumenta las posibilidades de padecer ACV y obstrucción de las arterias en brazos y piernas. El estudio MONICA arrojó como resultado, que 90% de las personas de 40 años que han padecido de infartos son fumadores. Quienes deseen dejar de fumar, deben buscar ayuda profesional que garantice la efectividad de un tratamiento
El hábito tabáquico ha sido estudiado por especialistas a través de los años, arrojando como resultado que quienes padecen del mismo, requieren de mucha voluntad y apoyo tanto médico como psicológico para lograr la cesación tabáquica.
El Dr. José Ramón Silva, médico neumonólogo y Presidente de la Fundación Venezolana para la Liberación del Habito de Fumar (Fundavelif), explicó que entre los mitos más comunes sobre el tema de dejar de fumar se encuentra el tiempo en que se debe abandonar el hábito.
Según el especialista, es errado pensar que el tratamiento debe ser progresivo, es decir, no existe diferencia entre el largo y corto plazo para dejar de fumar. Mientras que asegura, que el éxito de la terapia está en acudir a un experto que evaluará el caso y diagnosticará el mejor tratamiento: “Lo que necesita la persona para dejar de fumar es ayuda médica con conocimiento del tabaquismo, para que este especialista le explique y ayude a hacer un plan y tratamiento con fármacos”, señaló.
El Dr. Silva agregó que la edad para dejar de fumar no es limitante en el tratamiento, ya que según el estudio MONICA, las personas que comienzan a fumar desde la adolescencia, acortarán un total nueve años de vida. Sin embargo, al momento de abandonar el hábito del tabaco entre 35 y 65 años, existe la posibilidad de rescatar entre tres y cuatro años, los nueve perdidos.

“La persona que fuma –enfatiza el Dr. Silva- acorta su vida en un promedio de nueve años frente a uno que no padece de la enfermedad tabáquica. Si deja de fumar antes de los 35 años, no se produce esta consecuencia, mientras que a los 65 recuperará alrededor de 3 años. Nunca es tarde para dejar de fumar”, comentó.

Las estadísticas de Fundavelif dicen que entre 21 y 27% de los venezolanos sufren de tabaquismo. Este porcentaje representa un factor de alto riesgo, pues los índices de padecer de ACV o de obstrucción de las arterias, es alarmante.

El estudio MONICA, arrojó como resultado que el 90% de las personas que han padecido de infartos de 40 años son fumadores.

Fuente: Comstat Rowland, C.A

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *