Simposio científico latinoamericano insta a moverse para tener vida saludable

Serie Científica Latinoamericana - Logo

La falta de actividad física es una de las mayores barreras que existen en América Latina para llevar una vida activa y saludable, advierten los organizadores del simposio de la Serie Científica Latinoamericana (SCL), que comenzará mañana en Buenos Aires.

“La inactividad física causa daño”, aseguró a Efe el presidente del Comité científico de la SCL, el doctor mexicano Arturo Torres, que este jueves inaugurará el “Simposio vida activa y saludable”, que se desarrollará durante dos días en la capital argentina con la participación de académicos, médicos y deportistas.

Según Torres, está comprobado que la falta de ejercicio provoca diabetes y altera la tensión arterial, entre otras enfermedades.

Aunque destacó la importancia de tener hábitos alimentarios saludables, consideró que existe una mayor conciencia sobre lo que comemos y lo que bebemos, que sobre los riesgos que implica mantener una vida sedentaria y no caminar al menos media hora al día.

“Es una cuestión cultural. Por diseño genético, deberíamos movernos. Los primeros humanos eran cazadores, nómadas, se movían mucho. En el momento en el que nos hacemos sedentarios por las escaleras mecánicas, el uso excesivo del automóvil, el control remoto… el cuerpo empieza a inadaptarse y le causamos daño”, señaló.

Torres subrayó que es necesario educar a los niños en hábitos de vida activa pese a las numerosas trabas que existen, en especial en las ciudades, como escuelas sin instalaciones adecuadas, falta de parques e inseguridad callejera, entre otras.

En México, país líder en obesidad infantil en la región, “en las escuelas hay una hora de educación física a la semana, es insuficiente, no crea hábito”, afirmó.

Además de recomendar que coman más sano y beban más agua, los médicos deberían instar a los niños a realizar al menos una hora de actividad física diaria, opinó.

Chile es uno de los países con menor actividad física de Latinoamérica, señala el presidente del Comité científico de la SCL, con 7 de cada 10 adultos que no realiza ejercicio, seguido de México, donde el porcentaje es del 56 % y Argentina, con el 54 %.

Como ejemplo a seguir, Torres puso a Brasil, “donde se ve a niños pateando a la pelota en la calle, moviéndose en las calles, y el nivel de actividad física es muy superior”.

La Organización Mundial de la Salud recomienda 150 minutos de actividad física a la semana, repartidos en al menos tres o cuatro días, una recomendación que “previene diabetes e infartos” y en personas mayores tiene también efectos beneficiosos “para prevenir la demencia, cáncer y alzheimer”, entre otras dolencias.

“No necesito una pista para ir a trotar, ni siquiera un parque. Es suficiente salir a la calle y caminar”, concluyó.

Los beneficios de las “bebidas deportivas” luego de realizar actividad física

Foto 2

La ingesta de líquidos es determinante para el buen funcionamiento del organismo, pues contribuye a optimizar los procesos celulares y a mejorar el desempeño de, prácticamente, todos los sistemas vitales. Por ello, el consumo de líquidos debe ser una prioridad, sobre todo cuando se realiza una actividad física como la práctica de un deporte, ya que proporciona minerales y otras sustancias que ayudan a mejorar el desempeño general.

Si bien hay una vasta y variada evidencia científica sobre los beneficios del ejercicio y la actividad física para el organismo, la importancia de una adecuada hidratación durante la realización de actividad física es un tema que todavía no se difunde con la misma perseverancia.

De acuerdo con las investigaciones del doctor Robert Murray, uno de los expertos mundiales con mayor conocimiento en temas de nutrición deportiva, las llamadas “bebidas deportivas”, es decir aquellas que contienen electrolitos y se recomiendan para hidratar al cuerpo antes, durante y después de realizar actividad física intensa, son una excelente vía para consumir agua, sales y azúcares que mejoran la respuesta física y mental durante el ejercicio.

“Además de mejorar varios aspectos del desempeño físico y cognitivo, el consumo de azúcar durante el ejercicio también aumenta el deseo de ingerir voluntariamente más líquido, mejora la respuesta al estrés de la actividad intensa y prolongada, reduce la percepción de agotamiento y mantiene activos importantes aspectos del sistema inmunológico”, destaca el profesor asociado de la Universidad de Ohio, Robert Murray, en su estudio Sugar, sport drinks and performance.

Murray, quien participará en la edición 2014 de la Serie Científica Latinoamericana, es miembro del Colegio Americano de Medicina del Deporte (ACSM, por sus siglas en inglés) y gerente principal de Sports Science Insights, un grupo de consultoría que colabora con empresas y organizaciones en temas relacionados con las ciencias del ejercicio y de la nutrición deportiva.

La investigación del Dr. Murray sobre las necesidades de hidratación de los atletas y las respuestas fisiológicas y de rendimiento al consumo de líquidos, de hidratos de carbono y electrolitos, ha contribuido a una mayor comprensión sobre la importancia de estar bien hidratado durante el ejercicio y sobre el papel que los hidratos de carbono y electrolitos juegan en ayudar a deportistas y no deportistas por igual, a obtener el máximo rendimiento durante la actividad física.

“Consumir bebidas deportivas durante una actividad física intensa para reponer la sal y el agua que se pierden al sudar, y adicionar azúcares al músculo esquelético y al sistema nervioso central, es quizá la forma más fácil y menos costosa para mejorar el desempeño de cualquier persona que realiza ejercicio”, destaca el también miembro honorario de la Academia de Nutrición y Dietética.

Aunque no hay una definición universalmente aceptada de lo que significa “bebida deportiva”, el Dr. Murray explica que se trata, básicamente, de una bebida con carbohidratos y electrolitos diseñada para ser consumida durante la actividad física, contiene hasta 8% de carbohidratos (como monosacáridos, disacáridos y oligosacáridos) y minerales como sodio, cloruro, potasio y otros electrolitos que se pueden perder durante la sudoración.

El experto considera a este tipo de bebidas como una opción para mantener una adecuada hidratación y para reponer elementos esenciales para el mejor desempeño físico y mental durante la realización de alguna actividad deportiva.

La actividad física como herramienta para mejorar el bienestar en América Latina

Foto 1

En 2005, investigadores de la Universidad de St. Louis y de la Universidad de Washington en St. Louis iniciaron el proyecto GUIA: Guía de Intervenciones Útiles para la Actividad en Brasil y Latinoamérica, un programa que pretendía “establecer y fomentar relaciones de cooperación con investigadores, profesionales e instituciones brasileñas para mejorar la capacidad de determinar e implementar aquéllas intervenciones basadas en la evidencia que promuevan la actividad física”. (1)

El objetivo principal de GUIA fue crear un programa que pudiera combatir lo que especialistas como Michael Pratt, del Centro Nacional de la Prevención de Enfermedades Crónicas y la Promoción de la Salud del Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE.UU, denomina Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT). Las ECNT están afectando buena parte de la población mundial, y muchas de ellas se desarrollan a partir de los hábitos cotidianos en las sociedades modernas como, por ejemplo, el fenómeno del sedentarismo.

De acuerdo con cifras del Instituto Brasileiro de Geografia e Estatística (2) y del estudio Transición Nutricional en México y otros países de Latinoamérica, realizado por el Instituto Nacional de SaIud Pública de México, 62% del total de las muertes tan sólo en Brasil y América Latina están relacionados principalmente con diabetes tipo 2, infartos del miocardio y derrames cerebrales. (3)

“Brasil constituía una ubicación ideal para probar este modelo cooperativo e integrador de desarrollo de capacidades para la investigación, centrado en la síntesis de la experiencia comunitaria y la traducción de tales conocimientos en políticas concretas y programas de prevención de ECNT. Brasil está atravesando un rápido proceso de transición en tres aspectos: demográfico, epidemiológico y de estilo de vida, y lo mismo sucede con otros países del continente latinoamericano”, explica el especialista Michael Pratt, quien participará en la Serie Científica Latinoamericana 2014, a realizarse en Buenos Aires, Argentina, en el mes de septiembre.

“Hasta el momento, se han realizado más de 40 presentaciones científicas sobre GUIA y 15 publicaciones avaladas por cuerpos profesionales. El proyecto ha involucrado a, por lo menos, 13 estudiantes de posgrado y 15 docentes de nueve universidades de Brasil, Colombia y los Estados Unidos. GUIA está desempeñando un importante papel de conexión catalítica en Brasil, tanto en relación con el campo de la investigación como en el área de la salud pública”, subraya Pratt.

Proyecto GUIA busca ofrecer consultoría en la implementación de las denominadas Intervenciones de actividad física, en su monitoreo y recomendaciones para realizar artículos académicos o periodísticos relacionados con los resultados de implementación programas de promoción del deporte. A su vez, ha logrado desarrollar programas de intervención del deporte y actividad física que contemplan los ecosistemas que rodean a una ciudad o comunidad, estableciendo grupos de integración en centros comunitarios, parques urbanos (incluso en la misma calle), el campo o la playa, tanto en Brasil como en otros países de Latinoamérica; y trata de abarcar tanto a población infantil y juvenil como a adultos.

Los primeros resultados de estos programas arrojan que la calidad de vida de los habitantes de ciertas comunidades, pueblos o municipios, que se sometieron a estas intervenciones de actividad física, mejora considerablemente no sólo en el terreno de la salud pública, que impacta en la prevención de enfermedades o en un correcto tratamiento de aspectos como sobrepeso y obesidad, sino también en que los ciudadanos se sienten más motivados.

Se ha visto un reforzamiento positivo en las relaciones familiares, así como una mejoría en la convivencia con amigos y vecinos: la constancia en la práctica de actividad física motiva a mejorar cuestiones como la alimentación y a que los ciudadanos se mantengan informados al respecto.

GUIA es una gran muestra de cómo una buena política pública que fomente el deporte sobre una población cuidadosamente estudiada en cuanto a hábitos alimenticios, cultura, recursos y medioambiente, puede resultar exitosa, y en la que los más beneficiados serán los propios ciudadanos.

Fuentes:
(1) Proyecto GUIA: Un modelo para Comprender y Promover la Actividad Física en Brasil y Latinoamérica: Michael Pratt, Ross C. Brownson, Luiz Roberto Ramos, Deborah Carvalho Malta, Pedro C. Hallal, Rodrigo S. Reis, Diana C. Parra, y Eduardo J. Simões
(2) Instituto Brasileiro de Geografia e Estatística—IBGE. Indicadores Sociodemográficose de Saúde no Brasil. Estudos & Pesquisas no. 25 pgs 23-41, 2009
(3) Rivera JA, Barquera S, González-Cossío T, Olaiz G, Sepúlveda J. Nutrition transition in Mexico and in other Latin American countries. Nutr Rev. 2004;62(7, Pt 2):S149–S157

http://www.projectguia.org